5 Fases para el desarrollo de un proyecto

Durante esta entrada tratareemos cuales son las distintas fases para el desarrollo de un proyecto.

Al comienzo de un proyecto, la cantidad de tareas a planificar y trabajo requerido puede parecer abrumadora. Puede haber docenas, o incluso cientos de tareas que necesitan ser completadas en el momento justo y en la secuencia correcta.

Tener claras las fases para el desarrollo de un proyecto ayuda a manejar los detalles del proyecto.

Los jefes de proyecto experimentados saben que definir las Fases para el desarrollo de un proyecto. permite manejar los detalles de un proyecto y tomar los pasos en el orden correcto. Dividir los esfuerzos de gestión de proyectos en estas cinco fases puede ayudar a estructurar sus esfuerzos y simplificarlos en una serie de pasos lógicos y manejables.

Veamos las 5 Fases para el desarrollo de un proyecto:

Fases para el desarrollo de un proyecto

1. Identificación del proyecto.

La identificación es la primera fase del ciclo de vida del proyecto. Aquí es donde se mide el valor y la viabilidad del proyecto. Los gerentes suelen utilizar dos herramientas de evaluación para decidir si quieren o no llevar a cabo un proyecto:

Plan de Negocio. Este documento justifica la necesidad del proyecto, e incluye una estimación de los beneficios financieros potenciales.
Estudio de viabilidad. Esta es una evaluación de las metas del proyecto, cronograma y costos para determinar si el proyecto debe ser ejecutado. Equilibra las necesidades del proyecto con los recursos disponibles para ver si perseguir el proyecto tiene sentido.

Los equipos abandonan los proyectos propuestos que están etiquetados como no rentables y/o inviables. Sin embargo, los proyectos que pasan estas dos pruebas pueden ser asignados a un equipo de proyecto u oficina de proyecto designada.

2. Planificación del proyecto.

Una vez que el proyecto recibe la luz verde, necesita un plan sólido para guiar al equipo, así como mantenerlo a tiempo y dentro del presupuesto. Un plan de proyecto bien redactado proporciona orientación para obtener recursos, obtener financiación y adquirir los materiales necesarios. El plan del proyecto proporciona al equipo dirección para producir productos de calidad, manejar el riesgo, crear aceptación, comunicar los beneficios a las partes interesadas y administrar los proveedores.

El plan del proyecto también prepara a los equipos para los obstáculos que podrían encontrar durante el transcurso del proyecto, y les ayuda a entender el costo, alcance y plazo del proyecto.

3. Ejecución del proyecto.

Esta es la fase más comúnmente asociada con la gestión de proyectos. La ejecución se basa en la construcción de entregables que satisfacen al cliente. Los líderes de equipo hacen que esto suceda al asignar recursos y mantener a los miembros del equipo enfocados en las tareas asignadas.

La ejecución depende en gran medida de la fase de planificación. El trabajo y los esfuerzos del equipo durante la fase de ejecución se derivan del plan del proyecto.

Quizá te pueda interesar:Método DIDI para desarrollos web e implantación de ERPs

4. Seguimiento del Proyecto.

La supervisión y el control a veces se combinan con la ejecución porque a menudo ocurren al mismo tiempo. A medida que los equipos ejecutan su plan de proyecto, deben monitorizar constantemente su propio progreso.

Para garantizar las fechas de entrega de lo que se prometió, los equipos deben supervisar las tareas para prevenir el avance del alcance, calcular los indicadores de rendimiento clave y realizar un seguimiento de las variaciones del costo y el tiempo asignados. Esta vigilancia constante ayuda a mantener el proyecto en marcha sin problemas.

5. Cierre del proyecto.

Los equipos cierran un proyecto cuando entregan el proyecto terminado al cliente. Hay que comunicar la finalización a los interesados y liberar recursos para otros proyectos. Este paso vital en el ciclo de vida del proyecto permite al equipo evaluar y documentar el proyecto y avanzar en el siguiente, utilizando los errores y éxitos del proyecto anterior para construir procesos más fuertes y equipos más exitosos.

Aunque la gestión de proyectos puede parecer abrumadora a veces, dividirlo en estos cinco ciclos distintos puede ayudar a su equipo a gestionar incluso los proyectos más complejos y utilizar el tiempo y los recursos de forma más inteligente.

En resumen, durante esta entrada vimos las fases para el desarrollo de un proyecto. ¿Vosotros haceis otra división?

Quizá te pueda interesar: Auditoría de sistemas ERP

 

Alejandro Castro